domingo, 7 de octubre de 2012

Exposición de grabado y obra gráfica



Exposición de obra gráfica “Goya, cronista de una época”. Del 6 de octubre de 2012 al 16 de diciembre de 2012.

Centro de Exposiciones de Benalmádena Costa
Avda. Antonio Machado 33
29630 Benalmádena Costa, Málaga
Teléfonos: 952562820
Email : centroexposiciones@benalmadena.com
Web : www.benalmadena.es/centroexposiciones
Horario:de martes a sábado de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 19:30;los domingos y festivos de 11:00 a 13:30.

Reseña: Unas creaciones de carácter social en la que se hace un repaso a la sociedad de principios del siglo XIX, una época que parece tener bastantes puntos en común con la actual.
En la muestra se aúnan dos de las cuatro grandes series de grabados realizados por el inmortal autor a lo largo de su extensa trayectoria. Así, las obras expuestas corresponden a las series denominadas Los caprichos y Los desastres de la guerra. Todas ellas están acompañadas de unos textos explicativos, pues a su vez las colecciones se han subdividido en categorías para hacer aún más cómoda la comprensión del público de las características de esa etapa de la historia.
Para comenzar, la serie Los caprichos data del año 1799. Tras ser nombrado pintor de cámara de la Corte de Carlos IV, Goya creó esta colección compuesta por un total de ochenta grabados. Con ellos demostró ser un intelectual ilustrado, capaz de poner un toque irónico y criticar con maestría los excesos de la sociedad de su tiempo. "Las estampas describen magníficamente su sociedad, sin embargo se podrían extrapolar al momento actual. La diferencia de los humanos son los adelantos, pero la razón, el corazón y los sentimientos son los mismos" explicó ayer la comisaria de la muestra, Marisa Oropesa.
Esta parte se ha distribuido en cinco partes diferentes. Los expertos catalogan una serie de grabados dentro del apartado religioso, en la que el artista enseña, sin medias tintas, el poder que el clero ejerce sobre el pueblo. El apartado siguiente se centra en la prostitución, con estampas en las que se recogen imágenes cotidianas de las cortesanas. "Él apostaba por la normalización de lo que era la prostitución en España, porque era muy afrancesado", detalló la comisaria.
El recorrido prosigue por la colección de grabados relacionados con el matrimonio, en las que Goya no duda en mostrar abiertamente imágenes en las que se puede ver como una chica joven, por ejemplo, se casa con un señor mayor "riquísimo". Poco a poco, sin prisas, desgrana todos los entramados sociales, pues también se ocupa de apartados como la educación o, incluso, llega un poco más allá al inmiscuirse en los sueños, un espacio compuesto por 32 estampas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada