martes, 6 de julio de 2010

Exposición de grabado y obra gráfica


Exposición de obra gráfica “A la mesa con Nemesio” artistas del "Taller 99". Desde el 6 de Julio de 2010.

Centro de Extensión de la Universidad de Talca.
Sala Abate Juan I. Molina,
2 Norte 685,
Talca, Chile

Reseña: El “Taller 99” es una corporación cultural sin fines de lucro dedicada a la creación, investigación, edición, docencia y difusión del arte del grabado y desde su fundación en 1956, cientos de artistas han pasado por este lugar. “A la mesa con Nemesio” agrupa las obras de 45 asistentes al taller para celebrar a su creador. La mesita, Los porotos, Los cubiertos o Bajo el mantel son algunos de los títulos de los 45 grabados realizados para esta exposición por igual número de artistas que participaron el año pasado en el “Taller 99”. Roser Bru, Adriana Asenjo, Isabel Cauas, Gonzalo Cienfuegos o Eduardo Garreaud, son algunos de los creadores de las obras, junto a 15 grabados del propio Antúnez, que fueron donados al taller por su viuda, Patricia Velasco, completan esta muestra que podrá verse desde el 6 de julio en la Universidad de Talca. Tras su creación, el “Taller 99” se trasladó en 1959 al campus El Comendador de la Pontificia Universidad Católica de Chile, donde estaba la recién fundada Escuela de Arte. En 1962, Antúnez es nombrado director del Museo de Arte Contemporáneo y la dirección del taller pasó a manos de Mario Toral, por entonces de 29 años. En esta etapa se superan los límites del grabado con técnicas en metal y se acogen técnicas como la litografía y xilografía. La creciente actividad del taller se detuvo en 1973, año en que debió cerrar sus puertas. La refundación comenzaría en 1985, con el regreso de Antúnez del exilio. "Había que reorganizar talleres independientes para los artistas mayores, el grabado estaba enfermo", escribió Antúnez por esos años. Esta vez instaló el taller en La Casa Larga, en Bellavista, centro de arte donde permaneció hasta el verano de 1990, cuando se traslada a su sede actual de calle Melchor Concha y Toro, en el mismo barrio. Comenzó así una etapa de rescate en que se invitaba a artistas fundadores a compartir sus conocimientos con los nuevos asistentes al taller. “A la mesa con Nemesio” es, al mismo tiempo, un testimonio de la vigencia del “Taller 99” y un gesto de agradecimiento al fundador del espacio que ha dejado una huella profunda en la historia del arte en Chile.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada