jueves, 29 de julio de 2010

Exposición de grabado y obra grafica


Exposición de obra gráfica “Posada y la Revolución Mexicana”. Del 20 de Julio de 2010 al 20 de Agosto de 2010.

Sala 1 del Museo de la Cultura Maya
Calle Cristóbal Colón y De los Héroes
Chetumal, México
Tel. +52 983 832-6838

Reseña: En esta muestra se puede apreciar que José Guadalupe Posada no es únicamente el creador de La Catrina y otras conocidas imágenes relacionadas con la muerte, sino que también recreó personajes y situaciones de la Revolución.
También se ve que hay un claro paralelismo entre esta serie de grabados y la novela Los de abajo de Mariano Azuela, ya que ambos artistas contemplan e interpretan la Revolución Mexicana desde la perspectiva del pueblo.
Es por esta razón que su obra trasciende el tiempo, de modo que nos entrega una visión nítida, profunda, y sobre todo emotiva, de las causas y circunstancias del movimiento armado de 1910
Esta colección es propiedad del empresario Juan Xacur Maiza.
En su exposición de motivos, el titular de la Secretaría de Cultura de Quintana Roo, Ángel Rivero Palomo expresó: “Gracias a la generosidad de don Juan Xacur, se nos permite ahora observar a la Revolución Mexicana a través de una óptica crítica y estética, la de José Guadalupe Posada, y con ello nos enriquecemos en lo artístico, lo histórico y lo social.”
José Guadalupe Posada (1852-1913) nació en la capital del estado de Aguascalientes en México central. Comenzó a trabajar como maestro de litografía en la ciudad de Aguascalientes hasta los 37 años de edad. Posteriormente se cambió a la capital mexicana donde trabajó como ilustrador de periódicos.
Describió con originalidad el espíritu del pueblo mexicano desde los asuntos políticos, la vida cotidiana, su terror por el fin de siglo y por el fin del mundo, además de los desastres naturales, las creencias religiosas y la magia.
Fue considerado por Diego Rivera como el prototipo del artista del pueblo. Efectivamente, `por su estilo y temática, José Guadalupe Posada es considerado un artista que nutrió su obra del imaginario popular mexicano y a quien se dirigió como público.
Esta serie de grabados fue impresa en 1960. Entre las personas que colaboraron en la edición figura Víctor Fosado, artista plástico que residió y trabajó en Cancún hasta su muerte. Por ello, la galería de la Casa de la Cultura Cancún lleva su nombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada