sábado, 21 de enero de 2012

Exposición de grabado y obra gráfica


Exposición de obra gráfica "Sermo Absentis ad Absentem" de Sergio Castillo. Desde el 19 de enero 2012.

El Cerdo de Babel
Ocampo 324
Saltillo, México

Reseña: Son grabados grandes y pequeños y algo de intervención sobre el espacio con obras hechas en madera.
En cuanto a la temática su autor dice que la muestra es como una charla de alguien que está ausente para otro alguien también ausente. El nombre en latín nada tiene que ver con la obra que se compone de cuatro grabados y tres intervenciones en madera, por lo que son dos partes diferentes con dos temas diferentes.
El de grabado es un poco como la unión de dos cosas disímiles por el manejo de la luz—dijo Jerónimo Valdés— un juego como de ideas absurdas; y en cuanto a la intervención todo se origina porque a mí me gusta la madera como material que se convierte en tema y símbolo. La madera que es como la pulpa y el alma de un árbol y el árbol que significa la vida.
"En pocas palabras la exposición es completamente visual y cada quien puede pensar lo que sea, pero mi proceso surge a través del material, es decir, surge trabajando y con ella vas haciendo cosas diferentes y al final queda una imagen, imagen que no necesariamente representa el proceso. Y al final, de un lado está una arboleda simulado por árboles que están vivos y la madera muerta, tuvieron que morir para regresar al árbol, y un ataúd que es de papel y el papel es también pulpa, en otras palabras es un juego de símbolos tanto visuales como de la materia."
Sin embargo, en el fondo de Sermo absentis ad absentem se yergue la vida, la vegetación, de algo que tiene que caerse para que se levante otra cosa. Por ahí hay troncos de árboles que resucitan otros árboles, en fin, ideas, símbolos que se conectan por decirlo materialmente. Obras sin título ni texto.
"En pocas palabras que cada quien piense lo que quiera porque eso es el arte y además es mi primera exposición". Jerónimo Valdés es franco al decir que después de todo no es aquello de "tírale y a ver qué pasa" sino que estuvo auxiliado por Armando Meza, aprendiendo, y lo más sólido de su obra yace en los grabados, están unidos por una idea.
Ópera prima que sorprende por la voluntad y el deseo de Jerónimo de incursionar en los intríngulis del arte, pero no es así como los grandes artistas se inician y esto habrá que tomarlo en cuenta el propio autor. Se entra con el pie derecho o no se entra en cuestiones del espíritu, sin embargo, atreverse a hacerlo ya es un avance. Congratulaciones por esta muestra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada