miércoles, 1 de junio de 2011

Exposición de grabado y obra gráfica


Exposición de obra gráfica “Picasso Grabador”. Del 16 de Mayo de 2011 al 30 de Junio de 2011.

Sala Cajasur Gran Capitán
Av. Gran Capitán, 13.

14008 Córdoba, España

Horario:L-S: 19 a 21h.
http://www.fundacioncajasur.com/index.php?page=26

Reseña: Reúne setenta obras del artista malagueño realizadas en el periodo comprendido entre 1922 y 1971 y que recogen desde sus primeros pasos en el grabado a punta seca al dominio de la aguatinta, así como su maestría en el arte de la litografía o su redescubrimiento de la utilización del linóleo, un arte injustamente considerado menor que el malagueño "ennobleció" y sobre el que volcó su creatividad para carteles de exposiciones cerámicas, ilustraciones de libros y para sus famosas tauromaquias. Algunas de ellas, como las que hizo para el Tratado de Tauromaquia de Pepe--Hillo, se podrán ver en Córdoba gracias a esta exposición.

Los grabados, que proceden del Museo de Cerámica de la ciudad francesa de Vallauris --donde vivió y creó Picasso en la década de los años cincuenta-- y de colecciones particulares, permiten comprobar el extraordinario dominio que tenía el artista malagueño de todas las técnicas a las que recurrió a lo largo de su trayectoria.

"PRODIGIOSA PRODUCCION" "Picasso se entregó con una pasión creadora y devoradora a las artes de la estampa", señaló ayer Martine Soria, comisaria de la exposición, que, tras pasar por Bilbao, permanecerá en Córdoba hasta el día 30 de junio. "Resulta asombroso comprobar cómo en una sola vida un único hombre pudo ser pintor, pero también dibujante, grabador e ilustrador, escultor y ceramista, además de creador de decorados, de vestuarios y máscaras de teatro y dejar tras de sí una producción tan prodigiosa", continuó la comisaria, que presentó esta muestra ayer junto a Manuel Gahete, responsable de cultura de la Fundación Cajasur. Esta exposición pretende ser el preámbulo "de lujo" de otras iniciativas culturales que la fundación patrocina o en las que colabora de forma activa, como muestra de su "compromiso inequívoco" con Córdoba para conseguir la capitalidad cultural del 2016, según señaló el director de BBK, José Carlos Plá, durante la inauguración de la muestra.

La muestra incluye algunas piezas en arcilla realizadas a modo de grabado, además de carteles y libros que ilustró el pintor. Algunos de los grabados se acompañan además de sus planchas de cobre. Esta exposición ofrece al espectador la ocasión para descubrir "momentos más íntimos" de las búsquedas picassianas en los que el destino le unió a amigos como Max Jacob, a Jaime Sabartés, a Ramón Reventós, con el que compartió su pasión por los toros, a Reverdy o a Paul Eluard, entre otros poetas y compañeros de viaje, continuó Soria, que añadió que fue "un genio precoz que gozó de una longevidad excepcional lo que le permitió crear una obra fuera de lo común".

Picasso trabajó ininterrumpidamente el grabado durante toda su vida, llegando a realizar alrededor de 2.200, que constituyen casi un diario personal y que permiten llevar a cabo un seguimiento detallado de la trayectoria del artista. Con su extraordinaria destreza de dibujante, logró hallazgos tan expresivos y afortunados como en el resto de disciplinas de su producción artística, haciendo que su obra gráfica alcanzase cotas igual de altas que su creación más reconocida, según señaló la comisaria. Aunque la exposición no se desarrolla en torno a la temática de los grabados, no faltan un buen número de obras que tienen a la tauromaquia como motivo central de la pieza, como las litografías con las que ilustró el libro A los toros avec Picasso , de Jaime Sabartes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada