viernes, 22 de febrero de 2013

Exposición de grabado y obra gráfica



Exposición de obra gráfica “Retrospectiva Gráfica” de Juan José Sánchez. Del 1 de febrero de 2013 al 23 de febrero de 2013.

Sala de Arte Agüimes. Segunda planta de la Casa de la Cultura
Plaza Santo Domingo s/n
35 260 Agüimes, Gran Canaria
Tel. 0034- 928784582
Horario: Lunes A Viernes: 09.00 A  15.00 Y A 16.00 A 21.00 H. Sábado: Cerrado Domingo: Cerrado

Reseña: El Grabado Calcográfico es una técnica artística que data de la edad media. Llega a Europa a través de las conexiones de la ruta de la seda desde China. Se utilizaba para el entintado y estampación de las telas. Artistas de renombre como Rembrandt, Durero, Goya y otros han elevado esta técnica a la categoría de artes mayores hasta la actualidad.
Por otra parte la Infografía también se ha popularizado para referirse a todas aquellas Imágenes Generadas por Ordenador (CGI). Más específicamente suele hacer referencia a la creación de imágenes que tratan de imitar el mundo tridimensional mediante el cálculo del comportamiento de la luz, los volúmenes, la atmósfera, las sombras, las texturas, el movimiento, etc.
En esta ocasión presento una serie de piezas que están a caballo entre ambas técnicas gráficas. Por un lado los grabados en técnicas mixtas y tradicionales como el aguafuerte, la xilografía, plexigrafía o la monotipia, que dan como resultado estampas de gran formato. Por otro infografías o imágenes resueltas bajo procesos digitales, que transforma la estampa tradicional en imágenes contemporáneas y de actualidad. La técnica clásica y la tecnología moderna se aproximan en una simbiosis perfecta, que dan como resultado imágenes que hablan por si mismas, bajo significados reveladores. El dibujo, el grafismo directo o indirecto y la impresión se unen en una perfecta simbiosis de técnica y expresión artística.
Una mirada hacia el Ser, su naturaleza, sus reflexiones y pensamientos. Visiones románticas del pasado con referencias a los orígenes y al Génesis de la vida. Plenas de simbolismo y elementos que nos traslada en el espacio y el tiempo. Primero bajo un formalismo figurativo para posteriormente transformarse en mensajes más conceptuales. Consecuencias de ensueños que toman realidad y se revelan intimistas y misteriosas. Algunas fragmentadas por el paso del tiempo y otras de continuidad por el devenir. Musas que se revelan bajo un mundo mágico y sensual de luces y sombras con imágenes claras y atmósferas convincentes. El mundo es un misterio por descubrir, la representación de la naturaleza y las acciones de los humanos. No quedan en la mera apariencia física del objeto sino que a través de él se llega a lo sobrenatural, lo cual va unido a un especial interés por la religión. Los pintores y poetas ya no pretenden plasmar el mundo exterior sino el de sus sueños y fantasías por medio de la alusión del símbolo. La pintura se propone como medio de expresión del estado de ánimo, de las emociones y de las ideas del individuo, a través del símbolo o de la idea.
Lo que une a los artistas es el deseo de crear un arte no supeditado a la realidad, en oposición al realismo, y en donde cada símbolo tiene una concreción propia en la aportación subjetiva del espectador y del pintor. No hay una lectura única, sino que cada obra puede remitir cosas distintas a cada individuo. Su originalidad, pues, no estriba en la técnica, sino en el contenido.
Las imágenes están pensadas para entrar en ellas, ser absorbido por el movimiento implícito en los trazados gráficos. En algunos momentos con proyección hacia el interior, en el cual actúa el efecto centrípeto de las fuerzas. En otros los elementos son desplazados hacia el exterior; el sujeto intenta escapar de las fuerzas que le atrapa. Los efectos de revolución constituyen el universo en el ser humano, en todos los campos del origen de la vida. En el Universo, en el sol y las estrellas, en la luna, en el mar y las montañas, en El Hombre…
 Es también la conjunción de todas las fuerzas y los elementos que originan al futuro individuo. ¿De dónde venimos y a dónde vamos?, pueden ser los interrogantes propuestos en estas imágenes. Representamos, al igual que en el movimiento de las espirales, un tramo de su trayectoria, que se configura a través de las fuerzas originarias y la introspección del ser humano. Ciclos y movimientos que no cesan. Se transmiten en el espacio y el tiempo. Cuerpos que se revolucionan constituyendo formas de giros constantes tensionados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada