domingo, 13 de noviembre de 2011

Exposición de grabado y obra gráfica


Exposición colectiva con obra gráfica "De Goya a nuestros días". Del 15 de septiembre de 2011 al 8 de enero de 2012.

Museo Diocesano de Barcelona

Plà de la Seu, 7

08002 Barcelona

933 15 22 13


Reseña: Tres lienzos y diez grabados de Francisco de Goya sirven de punto de partida de la exposición que incluye 49 obras de la colección Ibercaja que recorren de forma cronológica el arte español de los últimos tres siglos.

"De Goya a nuestros días", que se inicia con pinturas de la segunda mitad del siglo XVIII, pretende dar a conocer el patrimonio de la entidad bancaria aragonesa, que tanto conserva obras del autor de Fuendetodos como de diferentes artistas del siglo XIX y de otros del XX como Pablo Gargallo, Antoni Clavé, Josep Guinovart, Antonio Saura o Lucio Muñoz.

La comisaria de la muestra, Dolores Durán, ha explicado hoy en rueda de prensa que no es casual que Goya sea tomado como punto de partida, porque "es el iniciador de la modernidad y, además de aragonés, un gran artista universal".

Las tres pinturas que han viajado hasta la capital catalana son el boceto que pinta para la bóveda del Coreto de la Virgen en el Santuario del Pilar, conocido como "La Gloria o la Adoración del Nombre de Dios", y dos pequeñas pinturas: "El dos de mayo de 1808 en Madrid (o La carga de los mamelucos)" y "Baile de máscaras".

El boceto fue pintado entre 1771 y 1772, mientras que el óleo sobre papel pegado a tabla del dos de mayo es de 1814 y "Baile de máscaras" data de 1815.

Junto a ellas se han colocado diez estampas de sus "Caprichos", "Disparates", "Desastres de la Guerra" y "Tauromaquia", en las que refleja fantasías, horrores y crueldades.

En el mismo ámbito, se exponen otras obras de autores coetáneos suyos como Corrado Giaquinto, Antonio González Velázquez, Francisco Bayeu y Mariano Salvador Maella.

En otra planta del Museo se han ubicado las obras que van del romanticismo a las primeras vanguardias, en las que es "fácilmente reconocible", según Durán, la estela de Goya.

La serie se inicia en el siglo XIX, cuando el neoclasicismo da paso al romanticismo y al realismo, y también incluye una serie de paisajes de inicios del siglo XX en los que queda clara la pervivencia de la esencia romántica.

Destaca un paisaje de Santiago Rusiñol de 1918 de la ciudad de Girona y están, asimismo, representados Mariano Barbasán, Aureliano de Beruete, Eugenio Lucas Velázquez, Jaume Morera Galicia, Cecilio Plá, Francisco Pradilla y Marcelino de Unceta.

La exposición concluye con el ámbito "De las ciudades irreales a la búsqueda del espíritu nuevo", correspondiente al siglo XX, la época más representada en la colección de Ibercaja.

Llama especialmente la atención la escultura de Pablo Gargallo "El joven de la margarita o el aragonés", un bronce del año 1927, para el que el artista pudo haber tomado como modelo a Pablo Picasso.

Otras dos esculturas de Pablo Serrano, "La labradora", y "Cibeles", de Honorio García Condoy, también ocupan una parte de la sala.

En el apartado de pintura, se pueden ver obras de José Manuel Broto, Antoni Clavé, Carlos Franco, Juan Genovés, Emili Grau Sala, Josep Guinovart, Lucio Muñoz, Antonio Saura, Joaquin Vaquero Palacios o Manolo Valdés.

El director del Museo Diocesano, Josep Maria Martí Bonet, ha mostrado este mediodía su satisfacción por poder acoger la exposición, que ha calificado con una elocuente expresión en inglés: "too much (demasiado)".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada