miércoles, 16 de noviembre de 2011

Exposición de grabado y obra gráfica


Exposición con obra gráfica 'Antoni Tàpies. Obra gráfica'. Del 11 de noviembre de 2011 al 27 de Noviembre de 2011.

Sala Van Drell de la Casa de la Cultura

Plaza del Ayuntamiento, 2

Tres Cantos, Madrid


Reseña: El conjunto expositivo de esta colección, compuesta por 26 estampas originales del artista catalán, está estructurado en tres grandes bloques, precedidos de una introducción con datos biográficos del artista.
El primer bloque comprende nueve obras con las que se retrata al 'Tàpies grabador', mientras que el segundo es un bloque centrado en su relación con la escritura que repasa las vinculaciones que su obra gráfica presenta con el resto de su producción.
Por último, el tercer apartado de la exposición comprende doce piezas, en las que se representan objetos del entorno cotidiano, algo que comenzó a hacer en los años 50 "de modo ocasional" y que se convirtió en "preocupación fundamental" a finales de los 60 y principio de los 70.
En la obra de Antoni Tàpies (Barcelona, 1923), según ha señalado la Comunidad, "prima una escritura no basada en palabras sino en símbolos y signos ideados por el autor, en el que aparecen jeroglíficos, números, letras, garabatos, cruces y partes del cuerpo".
"Todo lo que la crítica no ha podido desentramar, lo ha aclarado él mismo en su extensa producción literaria, complemento imprescindible para penetrar en las claves de su pensamiento y desvelar la complejidad de sus propuestas", han apostillado.
En los aspectos simbólicos y gestuales, la obra gráfica de Tàpies se asemeja con su pintura y escultura, ya que el artista se dedicó a investigar los componentes específicos del grabado con el objetivo de trasladar otras características propias de su obra, relacionadas con las texturas o el volumen. Asimismo, analizó las características de la línea y la superficie, así como la escala más reducida.
A través de su obra, Tàpies ha desarrollado estrategias formales y nociones temáticas que han evolucionado durante varias décadas para ahora constituir un vocabulario artístico reconocible. Así, al examinar la actitud del artista ante los materiales, la composición, el tema y el motivo, el espectador puede apreciar la función de este vocabulario en iluminar significados.
Así, se puede detectar la relación con la superficie plana del papel como soporte y con su forma rectangular, que realza incorporando formas irregulares en sus composiciones, así como la escritura pictórica, practicada de diversas maneras en letras, palabras y textos crípticos, en una cruz con forma de 'X' y en signos caligráficos procedentes de Oriente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada