jueves, 10 de noviembre de 2011

Exposición de grabado y obra gráfica


Exposición de obra gráfica "Ser y Grafía". Del 3 de noviembre de 2011 al 30 de noviembre de 2011.

Sala Sosunc de Neuquén

Avenida Argentina 1273

Neuquén, Argentina


Reseña: Consiste en un libro álbum de grabados serigráficos originales y firmados que fueron creados por artistas plásticos, diseñadores, ilustradores y estudios colectivos de San Pablo y de Buenos Aires. Toda la edición fue producida en San Pablo bajo la coordinación y supervisión del Estudio Diálogo, idealizador del proyecto.

Las serigrafías que integran la muestra se presentan en distintos soportes y su trayectoria itinerante asume destinos diversos; de la tirada total de 300 ejemplares algunos han sido donados a instituciones que tienen que ver con la cultura y la educación de ambos países, otros fueron expuestos en distintas salas, y también hay ejemplares que están a la venta a través del sitio web diseñado para narrar el proceso de producción, circulación y difusión del proyecto cuya visita recomendamos especialmente (www.serygrafia.com) porque muestra cómo la web puede transformarse en un recurso valiosísimo atento a la vertiginosidad con la que en estos tiempos se produce y se muestra el arte.

En la Sala Sosunc las 16 serigrafías fueron enmarcadas en cajas blancas donde el papel encarpetado se transformó así en cuadros, se las montó combinando una argentina y otra brasilera, tal vez con la intención de volver explícito lo que quiere ser un intercambio, un vínculo, una trama: el contacto entre artistas y colectivos que integran el proyecto 'Ser y grafía'.

El soporte utilizado da cuenta de que este tipo de obras están pensando en otra cosa. Cuando el arte se reparte entre la indagación hacia los más radicales o bizarros procedimientos, o en mostrar literalmente que no hay un límite y que esto es prometedor a la vez que sumamente angustiante, 'Ser y grafía' en cambio enaltece un modo de ser del arte que no es ajeno a sus transformaciones, pero que sí desplaza aquellas formas de hacer arte que insisten en la crisis o la agonía.

La muestra parece contrariar el canónico criterio de unicidad, la valoración de un único ejemplar de la obra, donde la reproducción perdía valor artístico como ocurría por ejemplo en el desmerecimiento renacentista a las técnicas de grabado, excluidas de las "Bellas Artes". Si antes se privilegiaba la creación individual antes que lo social o lo colectivo, 'Ser y grafía' contraria estos preceptos y circula carpetas que dignifican la copia, donde el chablón al tomar contacto con el papel no es una mera reproducción, sino que hay una decisión cromática que es sumamente 'constructiva' y también hay decisiones intersubjetivas, colectivas que son las que conforman el gesto estético en su conjunto.

'Ser y grafía' nos recuerda cosas que tal vez sabemos, pero que siempre es bueno volver a recordar. Que la serigrafía es uno de los modos de ser del arte, y que la pregunta por el modo ya no tiene mucho sentido. Que hoy la obra se dice de muchas maneras, por eso, se puede hablar de formato y a su vez fabricar un objeto viajero que se adapte a diferentes 'latitudes' y registros. Que los bocetos y las fotos (antes confinados al espacio privado del artista, a sus diarios y cuadernos que delimitaban la previa, o su cocina) hoy son una parte del proceso que se quiere mostrar en las exposiciones; estos elementos dan cuenta de una deriva temporal y de la presencia curatorial que al decidir incluir esto o aquello también contribuye al todo que es la muestra. Esto nos recuerda a su vez que el arte no es el deseo de construir mundos, escenarios, experiencias de parte de los creadores, realizadores, colectivos sino que se trata de un espacio más amplio donde intervienen numerosos actores, y donde el público juega un rol central.

Se habla habitualmente de los 'motivos del arte', y en esto 'Ser y grafía' también se escurre de discusiones densas que critican la autonomía, el rol de la representación, el mercado, etc., ella en cambio celebra el color, la limpieza de las formas, la riqueza de la hibridez, la combinación de recursos gráficos, de los medios, desatendiendo los intentos de expulsar de lo artístico a medios que no lo son. Es que la serigrafía como medio no reniega de su impura constitución y sus plurales destinos: está en una galería: firmada, numerada, enmarcada, pero también en una agenda o decorando una remera.

'Ser y grafía' es un álbum de serigrafías, que por ser un álbum es una colección de heterogeneidad que no se anula entre sí sino que al compartir el medio se propone como el colectivo lo aclara en el sitio web: "dar vida a las diferencias y a las semejanzas".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada