viernes, 8 de julio de 2011

Exposición de grabado y obra gráfica


Exposición con obra gráfica “Grabados y Cerámicas” de Ramón Muñoz. Del 6 de julio de 2011 al 12 de agosto de 2011.

Honorable Legislatura del Neuquén
Leloir 810
8300 Neuquén, Argentina
54-299-449-3600
0800-333-5344
www.legislaturaneuquen.gov.ar
info@legislaturaneuquen.gov.ar

Reseña: Está exposición también le sirve a Muñoz para exponer una nueva faceta: sus primeros trabajos en grabados, una técnica que le interesa y que le sirvió para rescatar a la histórica Torre Talero, que actualmente no se encuentra en su mejor estado. En el caso de los grabados, el artista decidió realizar grabados únicos y no en serie como se realiza habitualmente.
El artista que ha sido galardonado en el país y el exterior, para esta muestra desde el 2010 que se abocó a la recolección de sus trabajos en cerámica, que se encontraban en espacios turísticos y hoteles en diferentes ciudades como Esquel, Bariloche, San Martín de los Andes y Junín de los Andes, por citar algunas.
En total, según comentó Muñoz, “son aproximadamente 30 obras que fueron producidas en la década del ’80 en raku (técnica)”.
“El público podrá apreciar una retrospectiva con obras que realicé hace más de veinte años. Decidí hacer esta muestra porque no hay muchas exposiciones de cerámica. Como que no hay una visión fuerte. Por eso creo que será una buena oportunidad para que los jóvenes puedan acercarse a apreciar”, opinó el artista. Y agregó: “Pienso que a las salas de artes les da un poco de miedo exponer esculturas por su fragilidad o temor a que alguien las pueda romper”.
Muchos de los trabajos en cerámicas -pertenecen a la serie Rupestre y Contaminación- están compuestos por barros y arcillas de la zona, como así, hechos con desechos como canillas o botellas. Justamente, el plástico recordó que para la elaboración de pastas debía viajar a Zapala para obtener el material. “En esa época iba a conseguir barros a las minas “Beatriz” y Chita”, que estaban ubicadas en Zapala. De esas minas Ferrum –línea de sanitarios- también recurría a materiales”, comento el artista. Y acotó: “la cerámica es algo apasionante porque se deben respetar sus pasos de elaboración. Se debe respetar mucho todo los que se hace”, dijo Muñoz.
En su primera incursión de la técnica del grabado Muñoz aclara que “no se considera un grabador”. De todos modos, la técnica fue lo que le interesó trabajar a este hombre que no se deja encasillar. Para llevar adelante esta “aventura” tomó a la Torre Talero para los grabados. Pero esta elección fue más allá del arte. Porque para Muñoz el tomar el histórico edificio significa tomar conciencia y memoria de un pedazo de historia neuquina. “Son 15 las obras que hice en grabado. Hay varias producciones que son abstractas, aunque me gustó recurrir a la Torre Talero para que sea visible, para que sirva para despertar memoria y no se caiga esa parte de historia que tiene Neuquén”, afirmó Muñoz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada