viernes, 11 de octubre de 2013

Exposición de grabado y obra gráfica



Exposición con obra gráfica "Oski, un monje enloquecido". Del 8 de octubre de 2013 al 25 de noviembre de 2013.

Museo Nacional Bellas Artes
Av del Libertador 1473
Buenos Aires, Argentina
+54 11 5288-9900
http://www.youtube.com/watch?v=seOynWrim0w

Reseña: Puerta obligada al género, maestro de maestros y creador de un lenguaje único fuera de lo establecido, Oski (1914-1979) llega por primera vez al Bellas Artes, en un gesto de homenaje al dibujante que "parte en dos la obra gráfica argentina" porque "trae una línea libre, abierta, instala un humor distinto", consideró Miguel "Rep" Repiso.
La exposición reúne originales de "Vera historia natural de las Indias", "Pecados capitales", "Ars Amandi", "La medicina", "Descubrimiento de América", "Zodíaco", "Amarroto" -la tira en la que siguió con único personaje- y series como "Historia del Fausto de `GoetE`" con su histórica dupla por más de treinta años, el escritor César Bruto (Carlos Warnes).
A esos originales, bocetos y páginas sueltas, los acompañan textos de escritores como Umberto Eco, Juan Sasturain, y Miguel Rojas Mix. También dos proyecciones; una es "Pulpomomios a la chilena", realizada para la campaña socialista en 1972 y la otra  "Primera Fundación de Buenos Aires", dirigida por Fernando Birri en base a la obra de Oski, que también se puede ver en la exposición, aunque no su original porque se perdió. 
Es que recuperar la obra de Oski no fue fácil. Muchos viajes y residencias por el mundo, mucha obra en relativamente poco tiempo (su primera entrega fue a los 28 años, murió con sólo 35 años de trayectoria) y muchas publicaciones a nivel internacional, se dispersaron junto a él. "Es un rompecabezas", aseguró Rep.
Pese a eso, y gracias al esfuerzo, en el segundo piso del museo, el visitante puede recorrer el amplio abanico de la obra gráfica de Oski, desde sus primeros dibujos en la revista Cascabel, pasando por Rico Tipo -donde adquirió mayor popularidad-, el corpus de publicaciones en el exterior, sus libros y afiches de la década del 50 y 60 de sus muestras tanto gráficas como pictóricas.
"Oski es muy viajero, anárquico, subversivo. Es un maestro, que si bien es muy conocido internacionalmente, en Argentina la curiosidad social hacia él tuvo idas y vueltas", dijo Rep, quien explicó que cuando comienza a viajar por el mundo "su obra empieza a ser mas dispersa y por lo tanto más difícil de datar".
Su obra "no pasa de moda, porque nunca estuvo de moda. Nació como un clásico", sostuvo Rep y reforzó: "Esta muestra es contarle a la gente `tenemos un artista de primera que está a la altura de cualquier artista visual y que se llama Oski".
Y el por qué de su genialidad en la obra gráfica es también esa dualidad de ser "un artista culto, que se burla de la cultura".
Testigo de ello es el lenguaje humorístico que creó en base a textos clásicos como "Las tablas médicas de Salerno" y "El Kamasutra", entre tantos otros que sirvieron de inspiración para la innovación.
Pero además del prestigio que adquirió por su ruptura con la tradicional línea de humor y dibujo cuando irrumpió en la escena gráfica (influenciado por el caricaturista rumano Saúl Steinberg) y su forma de dibujar "una línea pura, caligráfica, realizada en blanco y negro, valiéndose del color en contadas ocasiones", Oski encierra algo que completa su brillantez: su compromiso político.
"Al contrario de la neutralidad que dicen tener los humoristas gráficos, Oski siempre muestra su pensamiento político. Es un hombre de izquierda, un anarquista, un libre pensador", indicó Rep sobre el dibujante que cuando "supo de la revolución cubana se fue allá, cuando ganó Allende en Chile también y durante su residencia en Italia colaboró con medios de izquierda".
Con entrada libre y gratuita, "Oski, un monje enloquecido" se puede visitar en el Museo Nacional Bellas Artes, avenida Del Libertador 1473, hasta el próximo 25 de noviembre. Durante su exhibición habrá visitas guiadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada