miércoles, 2 de octubre de 2013

Exposición de grabado y obra gráfica



Exposición de obra gráfica “El arte de grabar. Ernesto Furió Navarro”. Del 2 de octubre de 2013 al 12 enero de 2014.

Museo de Bellas Artes de Valencia. Sala Ribalta
San Pío V, 9
46010 Valencia
Tel.: 963 870 300
http://museobellasartesvalencia.gva.es/

Reseña: Ernesto Furió Navarro nació en El Canyamelar (Valencia), en 1902. Estudió Bellas Artes en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Carlos de Valencia entre 1916 y 1921, ampliando con posterioridad sus estudios de Grabado Calcográfico en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando de Madrid con Carlos Verger Fioretti en 1928 y con Francisco Esteve Botey. En 1930 marchó a París con la finalidad de ampliar sus conocimientos. En 1934 obtiene la primera medalla de la Exposición Regional de Bellas Artes. En 1942 gana por oposición la cátedra de Grabado Calcográfico de la Escuela Superior de Bellas Artes de San Carlos de Valencia, puesto que desempeñó durante más de treinta años. En 1947 consiguió el Premio Nacional de Grabado con la obra La ilustre fregona, y al año siguiente fue premiado con la segunda medalla de la Exposición Nacional de Bellas Artes en Madrid por la estampa Una calle morellana, realizada al aguafuerte y aguatinta.
 En 1952 obtuvo de nuevo la primera medalla de Grabado en la Exposición Nacional con su obra La catedral de Burgos, así como la medalla de la Agrupación Nacional de Artistas y Grabadores por su trabajo Puerta de Segovia.
 Fue elegido académico de número de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos en 1953. Pensionado por el Gobierno español viajó a Italia en 1957 para ampliar sus estudios de grabado.
 Artista de técnica precisa, logró en los años cuarenta su consagración definitiva como grabador, así como su reconocimiento a nivel nacional. Su pericia y dominio tanto de la técnica del buril como del aguafuerte le convierten en un excelente grabador que supo obtener las múltiples posibilidades creativas que la libertad de trazo del aguafuerte le permitía. De este modo sus aguafuertes de acusado gusto romántico nos dejan ver la ciudad de Valencia a través de sus monumentos más singulares y emblemáticos, al tiempo que perpetúan el paisaje urbano de la ciudad.
 Aunque la mayor parte de su vida artística la dedicó al campo del grabado, también fue un excelente acuarelista como puede verse en los paisajes y en los retratos realizados con esta técnica, en los que destaca la precisión en la captación de la fisonomía de los efigiados.
 La exposición da a conocer la personalidad artística de este insigne grabador valenciano a través de las obras conservadas en el Museo de Bellas Artes de Valencia, procedentes de la colección de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos donde ingresaron gracias a las donaciones efectuadas por el propio artista, por el matrimonio Goerlich-Miquel, y por Dolores Pont Segrelles, así como con el préstamo temporal de sus dos Autorretratos, a lápiz y al aguafuerte, pertenecientes a la colección de la familia Furió.
 En conjunto se exponen 53 obras entre dibujos, estampas y acuarelas, algunas de las cuales fueron galardonadas en diferentes certámenes.

Texto facilitado por la Galería y/o Sala de Exposiciones

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada