sábado, 6 de agosto de 2011

Exposición de grabado y obra gráfica


Exposición de obra gráfica de Salvador Dalí. Desde el 20 de julio de 2011.

Torreón del Castillo de Santa Ana

Roquetas de Mar, Almeria


Reseña: Se trata de una muestra de la obra grafica de Dalí, considerado uno de los máximos representantes en la historia del surrealismo. Carmen María Giménez, Directora General de la Fundación Cajamar explicó que “con esta exposición podemos admirar ejemplos concretos de su genialidad en torno a diversas temáticas, donde reconocemos esa desnudez de la esencia creativa del artista que se sabe único, que descubre un lenguaje propio”.

El programa expositivo se estructurará a través de cinco grandes bloques, desarrollando incursiones en temas específicos relacionados con el artista y las técnicas básicas de su trabajo. Esta metodología permite abordar de forma gradual y monográfica la trayectoria del artista presentado sin perder de vista una perspectiva global histórico-crítica del contexto en el que la obra ha sido producida.

El primer bloque está dedicado a Dalí y Don Quijote. Existe un vínculo muy fuerte entre Don Quijote y Salvador Dalí: Don Quijote fue un personaje que vivía en un mundo en el que se mezclaban las fantasías con la realidad. Dalí fue, a su vez, un pintor de los sueños y de la realidad mediada por las fantasías, e hizo de sí mismo un original personaje, en el que se superpusieron realidad y ficción.

Otro bloque está dedicado a Gala, la música del pintor. La musa del artista le sirvió de inspiración para una toda su vida, no solo artísticamente, sino también en la pareja, para su compleja personalidad, y su conturbada vida afectiva y sexual. Dalí y Gala son el símbolo de la pasión, de la pureza, y el olvido del erotismo y la sexualidad. El círculo mágico que formaba la pareja era sinónimo de omisión de las

fantasías eróticas.

Gala era una puritana a la manera de los surrealistas y sensible como una artista. Gala significó un refugio de la lujuria, la perversidad, y todos los sentimientos y actuaciones que definieron el erotismo daliniano con el que Dalí tuvo una lucha constante que le desviaba de su continua búsqueda hacia el camino real del alma de Dios. Dalí separaba el amor del erotismo. Esto probablemente se deba a que solo amaba a dos personas, a Gala y a sí mismo.

Otro tema de esta exposición es el erotismo daliniano. Salvador Dalí entendía el erotismo como un juego con unas reglas muy precisas, donde cabe la belleza, la incertidumbre, la sutilidad, la perversión, la humillación, el dominio, y como no, el surrealismo. Les Amoreux sin embargo representa toda una iconografía compositiva que se alimenta de los tres elementos representativos del “ erotismo daliniano”: La apariencia asexual, la crueldad fría ausente de sentimiento y una cierta escatología, tratando los adornos y detalles compositivos como una representación literal del excremento que despierta su avidez.

Otro bloque trata sobre el surrealismo y método paranoico-critico. Los Surrealistas, y muy especialmente Dalí, sentían un profundo interés por el psicoanálisis y la psicología. Para Dalí el psicoanálisis Freudiano desarrolló equivalentes visuales que, combinados con imágenes personales rescatadas desde su infancia, le permitieron situar tanto a sus personajes como a los objetos en escenarios totalmente oníricos. La década de los 30 fue un período de gran excitación mental provocada por grotescas escenas conjuradas en su imaginación, que se confundían entre la realidad y el constante revivir de fantasías infantiles. En aquellos tiempos Dalí estallaba en constantes crisis de risas causadas por las imágenes que le venían a la mente.

Y el quinto bloque es Misticismo y Religión. Dalí mostró gran interés por los temas religiosos en una etapa ya avanzada de su producción artística. Un ejemplo de tal temática es el grabado a punta seca titulado “El jinete apocalíptico” de 1974. La alusión a la muerte es una temática constante, como otras muchas, en la obra de Dalí. En 1937 Dalí ya realizó dos grandes cuadros con temas bíblicos como Salomé y la Herodías. En sus sugerentes obras religiosas alude al irracional miedo a la muer

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada