domingo, 30 de junio de 2013

Exposición de grabado y obra gráfica



Exposición de obra gráfica "Desterrados del Paraíso" de Carlos Castañeda. Desde el 21 de junio de 2013.

Casa Municipal de Cultura
Juárez, Centro, 98000 Zacatecas
ZAC, México ‎
+52 492 924 8818
casamunicipaldecultura@hotmail.com

Reseña: La exposición Desterrados del paraíso se compone de una serie de imágenes de cadáveres intervenidas con grabado por Carlos Castañeda, autor que incorpora en su discurso artístico dos temas tan complejos como lo son La Biblia y la muerte.
Esta exposición fue inaugurada en la Casa Municipal de Cultura por el artista junto con el director de este espacio, Álvaro Octavio Lara Huerta y Susana Salinas, coordinadora de proyectos especiales del lugar.
En esta serie de imágenes, Castañeda, originario de Aguascalientes presenta fotografías de cadáveres que tomó a cuerpos no reclamados o destinados a prácticas de universidad, que posteriormente intervino con grabado en sus diferentes técnicas, como aguafuerte, foto polímero, litografía, entre otros.
Los títulos de las piezas son apropiaciones de pasajes bíblicos del Génesis, para cambiarles su entorno del que fueran muertos, pues el autor sugiere que al morir, un cuerpo se va del paraíso terrenal en el que está viviendo, ya sea por decisión propia como el suicido o por asesinato.
De ahí, títulos como A un mes de llegar al paraíso, Desterrado por mi propia mano, Purgatorio y De paso por el Edén, entre otros.
Leer el título de la pieza le da un valor poético a la imagen que descontextualiza el morbo en el espectador, dijo el autor.
En su mayoría, los cadáveres son de muertes violentas, sin embargo, cabe señalar que en ningún caso se visualiza desmembramiento, degollados, ni sangre, pues es una característica del autor.
“Me interesaba nada más el cuerpo completo sin vida, tendido en el lugar de su muerte o en las planchas del Servicio Médico Forense (Semefo)”, señala Castañeda.
El autor relató que desde niño le interesó el tema de la muerte y lo ha abordado de diferente manera. Al principio, la exposición constante a cadáveres fue por morbo, luego por miedo, también llegó la curiosidad de qué pasa después de la muerte.
Finalmente, se dio cuenta que ya no le causaba ningún impacto ver un muerto, tal y como está sucediendo con la sociedad actual con tanta violencia.
Con ocho años de trayectoria, el autor ha conseguido que algunas de estas piezas hayan sido premiadas o distinguidas en algunos concursos nacionales e internacionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada