martes, 11 de junio de 2013

Exposición de grabado y obra gráfica



Exposición con obra gráfica “Estampas japonesas en el Museo del Prado”. Del 12 de junio de 2013 al 6 de octubre de 2013.

Museo Nacional del Prado.
Edificio Villanueva. Sala 60
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800
http://www.museodelprado.es/exposiciones/info/en-el-museo/estampas-japonesas-en-el-museo-del-prado
Horario: de lunes a sábado de 10.00 a 20.00h. Domingos y festivos de 10.00 a 19.00h.

Reseña: La exposición, ordenada cronológica y tipológicamente, comienza con las estampas más antiguas que posee el Museo. La primera de ellas data de finales del siglo XVII y consiste en una escena impresa con tinta negra a partir de un solo taco de madera donde su autor, Torii Kiyonobu, muestra una escena de la obra de teatro Daifukucho sankai Nagoya representada en Edo a principios de 1697. En el segundo grabado de la muestra, ya en 1760, Ishiwaka Toyonobu representa la escena de una buceadora recolectora de orejas de mar en una estampa impresa con dos tacos de madera estampados con tinta de dos colores (benizuri) en la obra Pescadora de orejas de mar y niño.
El resto de los grabados de la exposición aparecen ya realizados mediante la técnica de múltiple impresión de tacos de madera a color (nishiki-e). Las primeras estampas polícromas son dos escenas de los Cuentos de Ise realizadas entre 1770 y 1780 por Katsukawa Shunshô. La era Kansei, uno de los momentos culminantes de la estampa japonesa, también está presente en la muestra de la mano de algunos de los artistas de mayor prestigio de Edo como Kitagawa Utamaro con Dos jóvenes mujeres con abanico, Kubo Shunman con Escena campestre y Katsukawa Hokusai con Kameido tenjin, una vista del Templo de Kameido.
Ya en los albores del siglo XIX hay que destacar una estampa de guerra que representa la rebelión de Hôgen, firmada por Katsukawa Shuntei, y el retrato de una cortesana de Yoshiwara obra de Kikugawa Eizan. Utagawa Hiroshige, un artista que gozaba de gran popularidad en Occidente gracias al japonismo, también está representado, con siete estampas de paisajes, en esta muestra que finaliza con una panorámica del lago Shinobazu de Chikanobu y un tablero de Sugoroku, un juego de mesa similar al de la oca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada